Ayer me vi Cabaret, gran película que algún día comentaré más detenidamente, y que de momento me sirve de excusa para recordar la figura de Bob Fosse, actor, bailarín, coreógrafo y director de cine que revolucionó el mundo del musical. Aquí tenéis una pequeña muestra de ese estilo tan personal y particular que plasmaba en sus coreografías y números musicales, y en su manera de rodarlos, y que se ha convertido en toda una marca de fábrica imitada hasta la saciedad:

Sweet Charity (1969)

Cabaret (1972)

All That Jazz (1979)

Anuncios